miércoles, 3 de mayo de 2017

La lucha constante entre quererte y quererme. No sé en qué momento una dejó de implicar la otra. Quizás el hecho de haberte querido como no lo había hecho hasta entonces, hace que no sepa quererte de otra forma y que duela. Quizás el hecho de que fueras especial me obliga a no querer olvidarte, no quiero olvidar que fui feliz. Quizás el hecho de que parezcamos ajenos me duele más de la cuenta, porque no quiero pensar que no removí ni una mísera mariposa en tu interior. Quizás no me quiero porque tú no me quieres. Quizás no me quieres porque nunca te lo demostré. Quizás enamorarme por primera vez me vino grande. Quizás me dio miedo. Quizás no supe actuar. Quizás no supe disfrutarlo. Quizás se me olvido querer. Quizás entonces deje de querer(te/me).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando no te conocía

Cuando no te conocía, era la chica más feliz del mundo. Era independiente, madura, segura de sí misma, con objetivos en la vida. Lo único qu...